viernes, 28 de septiembre de 2007

Casualidades

Lo bueno (o lo malo) de Internet es que no sabes quien te lee.
Me explico, uno escribe pensando que no le lee casi nadie, solo cuatro colegas a los que les dijiste en un momento que te dio por ponerte a hacer un blog. Claro el caso esta que realmente no son 4 si no bastantes mas que nunca te dejan un comentario, pero de vez en cuando dejan caer en una conversacion que te leen. De esos a veces si escriben algo en alguna parte les pongo un enlace.
Pero lo realmente gordo, y que hay que agradecer a Mr.Google es que te leen completos desconocidos. Por ejemplo la gente de Manual de Antrologia que hace unos poemas, o "peoremas" como ellos dicen, realmente buenos.
El caso es que llegaron a la anterior entrada buscando información sobre Quique Gonzalez, asi que mira de que forma mas tonta tengo que poner un enlace a su página.

Por otra parte hoy me ha llamado una de las primeras personas ,alla por Mayo, a quien dedique una entrada, mi amigo Salva, que por fin tiene un puesto de trabajo acorde a su preparación, eso si en Madrid. Me llamo para preguntarme como me iba la vida, y nos deseamos buen futuro mutuamente. Un abrazo Salva.

2 comentarios:

Antrologia dijo...

muchísimas gracias por el enlace, por los piropos... es cierto eso que comentas de la grandiosidad de la red de redes, quedamos todos atrapados por ella antes o después. lo único que le pedimos nosotros es poder encontrar blogs interesantes como este, que va directo a nuestros links también

seguimos en la estela del "otro blog", "y otro blog más" para algunas personas será "el blog"... para nosotros incluidos

un saludo

Anónimo dijo...

miaaaaaaaaaaaaaaaa actualizaaaaaaaaaaa me abuuuuuuuurrrrooooooooo